Agencias de medios, el aliado estratégico de todo anunciante

(Foto: USI)
Por cada inversión anual que realiza una marca, una de estas firmas cumple el rol de “sacarle el jugo” a esa cantidad con los horarios y programas que más se adaptan al producto.
DIANA MUJICA MAGUIÑAdmujica@diariogestion.com.pe
En el principio estaban de un lado la televisión, la radio, los diarios, la vía pública y todo espacio físico o de emisión desde donde se pueda transmitir un mensaje. Del otro lado estaban los anunciantes. Y en medio tuvieron que estar las agencias de medios.
La mayoría de agencias de medios coinciden en señalar que la labor de una agencia de medios es brindar asesoría en inversión publicitaria, crear una mezcla de medios ideales para lograr los objetivos del anunciante. ¿Es un intermediario? No, señalan los expertos porque el servicio especializado permite al anunciante tomar la mejor decisión.
Según Lone Strobach, CEO de Mindshare, otra firma del rubro: “El rol de una agencia de medios es elaborar la estrategia de comunicación entre la marca y el consumidor, e implementarla de forma que cumpla los objetivos de marketing de la forma más rentable”.
Dos targets, un caminoCuando un canal de televisión hace su preventa (presentación de la programación y proyectos del canal para el siguiente año), lanza también sus tarifas y con los incrementos correspondientes al nuevo año a comercializar.
Las agencias de medios saben que en televisión solo existen dos targets posibles: amas de casa y personas mayores de 18 años, no puedes pedir ambos, debes escoger.
Eso significa que si la marca quiere dirigirse a las mujeres de 25 a 35 años específicamente deberá escoger entre amas de casa de cualquier edad y condición socioeconómica, no un target específico. A pesar de esto, los programas de cada target hacen más fácil la decisión de colocar avisaje en determinado programa.
A mi manera”Hace algunos años hubo quienes predecían que la TV desaparecería ante la Internet, pero esto fue un error total de visión”, relata la experta de Mindshare. Y es por eso que la televisión, conocedora de su impacto, juega sus cartas.
En el caso de la televisión, las negociaciones se hacen anualmente, por lo que se firman contratos en donde quedan definidas las tarifas por programa o el costo por punto de rating.